ASÍ ES LA GUERRA DEL STREAMING, AYER Y HOY…

in NEWS - LO MAS NUEVO

En Netflix abordaron una expectativa de desarrollo progresivo conforme los televidentes de «televisión lineal» cambian de sus suscripciones de cable único a las de servicios de transmisión múltiple.

noviembre de 2019

Los servicios de transmisión de vídeo tienen bibliotecas de contenido en su mayor parte exclusivas que los hacen enormemente distinguidos entre sí. El resultado probable del lanzamiento de estos nuevos servicios, como Disney o Apple TV va a ser apresurar el cambio de la T.V. lineal al consumo de entretenimiento bajo demanda. Aunque el desempeño de Netflix descrito en el informe de ganancias del tercer trimestre es indiscutiblemente sólido, su implicación de que los clientes se van a sentir atraídos por la «variedad, diversidad y calidad» de sus ofertas de contenido «altamente diferenciadas» sobre los servicios contrincantes no la veo yo tan clara. A mi, la verdad es que el contenido de Netflix cada vez me aburre más. Cuanto más atrayente sea el catálogo que ofrece Disney +, Apple TV + o bien otros servicios de transmisión de la competencia, más espacio hay para dejar atrás a Netflix.

Por contra, ciertos usuarios optarán por abandonar a otros servicios para sostenerse o bien suscribirse a Netflix. Otra opción probable es que los usuarios puedan empezar a saltar de un servicio a otro con el tiempo. Por servirnos de un ejemplo, pueden suscribirse a Netflix y Hulu en el mes de junio y julio para poder ver programas concretos, solo para anularlos de agosto a septiembre para suscribirse a servicios de transmisión alternativos. Salvo que Netflix cambie su estándar de desamparar temporadas enteras al unísono, puede ser bastante difícil sostener su base de suscriptores a lo largo de más de un mes o bien 2 al unísono.

Sin flujos de ingresos consistentes, podría ser bastante difícil predecir ganancias futuras. Muchas de las primordiales redes de entretenimiento asimismo han empezado a incorporar sus servicios. Cuanto más se establezcan estos servicios de transmisión de propiedad de la red, mayor va a ser la probabilidad de que extraigan más de su contenido del catálogo de Netflix para captar los espectadores a los suyos.

overjupiter / Pixabay

Es bastante difícil pronosticar de qué forma podría subsistir en la mitad de un éxodo máximo del contenido de terceros desde su plataforma. Puesto que Disney tiene el sesenta y siete por ciento del capital y el control total de Hulu, posiblemente no padezca exactamente los mismos retos que los servicios como Netflix, Amazon Prime Video e inclusive Apple TV +. Entre la adquisición de 21st Century Fox a inicios de este año, ser dueño de ABC, ESPN, Freeform y National Geographic, y estar al frente de Walt Disney Studios, Pixar, Lucasfilm y Marvel Studios, Disney efectivamente semeja haber construido fuertes cuarteles en preparación para La guerra del streaming.

Aunque Netflix tiene la esperanza de que la minoración en las suscripciones de cable de TV lineal conduzca a un desarrollo progresivo y también ingresos por su lado, si esos usuarios entran en mercados atestados y no tienen una fidelidad de marca preexistente a Netflix, probablemente recurran a las marcas con las que ya están familiarizados porque llevan toda la vida viendo sus contenidos en cines y televisión. A lo largo de los próximos 5 a 10 años, va a ser interesante ver quién consigue salir con vida, quién adquiere a quién o se queda sentado en el Trono de Hierro del gran imperio de transmisión.

BLOGERO COMERCIAL DESDE 2010 - Si quieres un Post patrocinado, un Banner o cualquier otra presencia publicitaria en este blog Puedes contactar conmigo en johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario