Podría parecer que los juegos gratuitos no generan una gran fuente de ingresos o no son comparables sus beneficios a los juegos convencionales, sin embargo, la realidad es pueden llegar a generar una cantidad de ingresos muy considerable gracias a las compras que los usuarios hacen en la aplicación. Este mercado ha crecido mucho en los últimos meses y está en plena expansión.
Tiny Tower, por ejemplo, es uno de los últimos éxitos para el iPhone y es un juego gratuito. Sus ingresos son gracias a las compras que se pueden realizar desde dentro del juego.
Hay muchos juegos para móviles que se basan en este tipo de compras para obtener recursos. Niveles nuevos, objetos, dinero virtual o accesorios para los personajes son ejemplos de los bienes virtuales que se pueden comprar en distintos juegos.
También los juegos sociales emplean este modelo y algunos de ellos con éxito total.
El caso de Zynga es espectacular, con títulos como FarmVille y Mafia Wars, espera llegar a los mil millones de dólares en su salida a bolsa. Y cada día venden cerca de treinta y ocho mil objetos virtuales, que suponen unos seiscientos millones de dólares en un año.
Sin embargo, Facebook les impone condiciones muy estrictas, tales como contratos de exclusividad y un 30% de cada compra.
Google, sin embargo, puede cambiar esta tendencia pues sólo se lleva un 5%.
Si Facebook y Google pelean por atraer a los desarrolladores es que hay dinero detrás.
En los juegos gratuitos para móviles pasa lo mismo. La gente no gasta menos y los fans están dispuestos a invertir cientos de euros por un juego que realmente les guste.

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!