Si hay algo que ha fomentado la actual crisis son las reuniones en casa. Más de una Nochevieja va a a celebrarse en el calor del hogar: más barato, probablemente más agradable (ay, esas aglomeraciones…) y seguramente menos garrafón.

Lo que si podemos hacer es aprovechar para saltar por encima del manido cubata y aprovechar para ejercitar un poco la creatividad. Ahí vamos con unos cócteles de ginebra bien sencillitos y rápidos de preparar para dar originalidad al asunto de la fiesta de Nochevieja:

.En una coctelera con hielo agitar 45 ml de ginebra y 22 ml de vermouth seco. Servir en una copa de martini. Por favor, nada de limón,que mata el sabor de la ginebra: una rodaja de pepino va mucho mejor.

.Algo más elaborado y cool: En un vaso grande servir 45 ml de ginebra y 135 ml de puré de pepino (1 pepino, 90 ml de zumo de limón y 120 de azúcar líquido. Agitar bien y servir con hielo.

.Para brindar después de las uvas: 30 ml de ginebra, 1/2 sirope de pepino (1 pepino con 120 ml de azúcar líquido)y Champagne rosé en una copa alta de champán.

Que lo disfrutéis y… ¡Feliz Año Nuevo!

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!