Este hombre casi llega a candidato para ser presidente de Francia, nada menos. Sin embargo no era nada más que Director del Fondo Monetario Internacional, algo más que coordinador de asambleas del 15 M. Y es que,  para candidato a Presidente de la Republic no vale cualquiera, ni siquiera para el Partido Socialista. Hace falta ser de “buena familia” y de “alta alcurnia” para ello. ¿Cómo se van a defender los intereses de los desarrapados si colocamos a uno de ellos en los lideratos?, por Dieux.
Los franceses veían a DSK como  un ser irresistible, y probablemente el lo sabía y ejercía sus “encantos” en forma de billetes verdes para “enamorar” a lindas damiselas.
Pues bien, BIEN, ya no es intocable, la denuncia de una camarera,  de la que dicen que a lo mejor era puta,  al menos ha acabado con la posibilidad de que este monsieur opte a la presidencia de su imperio (el francés).
La historia de DSK comienza el mismo día en que un terremoto de magnitud 5,7 destruye gran parte de Agadir, en el reino (en proceso de democracia) de Marruecos. Su familia salió indemne del suceso, faltaría más, estas cosas solo afectan a los pobres. Más de doce mil personas perdieron la vida, y la bolsa, ni se sabe.

No obstante hubo daños colaterales, pues el padre, un abogado de asuntos fiscales perdió toda su clientela, y strausskanito ya no pudo ser llevado de merendolas por su niñera germana de grandes domingas. Fue un duro golpe, de repente Strausskanito maduró y se hizo hombre.
Sus padres le llamaban Domi, probablemente de domingo (día de fiesta en el mundo entero), cuando con diez años sufrió las consecuencias graves de aquél terremoto. Ahora, con sesenta y dos le ha llegado la segunda sacudida del mundo bajo sus pies.
Nadie sabe a ciencia cierta que ocurrió durante aquellos veinte minutos en la suite presidencial del legendario hotel Sofitel,  en Nueva York. Sólo ellos dos y Dios. Sólo se que se han encontrado restos de esperma de Don DSK en la moqueta, en la pared y “voilá” también en la blusa de la plebeya. Cualquiera diría que el riego del señor DSK es por asepersión. Pero,  ¿Esto demuestra algo? Pudo ser violada o pudo ser sexo consentido, con la idea de resultar agraciada por los favores de uno de los hombres más importantes y poderosos del mundo. En cualquier caso, a mi me parece una violación del sentido común, un aprovechamiento del poder en beneficio propio, una vergüenza y un abuso de poder que habría que combatir al menos con el desprecio popular.
En Mayo del 2011, DSK estaba en lo alto de la cima, ganaba 495.000 dólares anuales, y era el jefe de esos que dicen que hay que ajustarse el cinturón, para que los estados puedan pagarles la deuda contraída con “ellos”, o sea “los mercados”.
Desde esas altitudes planeaba llegar a la Presidencia francesa y las encuestas lo situaban por delante de Sarkozy. Los franceses recordaban cuando fue ministro de Economía y de cuando pertenecía a la izquierda radical (hasta 1972) y de cómo se transformó en socialdemócrata moderado.
La actriz Danièle Evenise dijo en una radio francesa: « ¿Quién no ha sido acorralada en alguna ocasión por él?». Y también, ¿no es cierto que las mujeres también lo persiguen?
Por todo París circulan mil y una historias sobre visitas a un club de intercambio de parejas y fotos muy comprometedoras, lo que nos lleva a suponer si acaso intuía DSK que sus contrarios planeaban atacarlo con un monumental escándalo organizado.
Que malos, en España si pillan a Zapatero en una de esas lo fusilan al amanecer en el muro del Valle de los caídos y lo entierran en una fosa común, para que aprenda que con los que mandan no se juega.