Origins of Altruism and Cooperation de Robert W. Sussman. EL HOMBRE ES BUENO POR NATURALEZA

in VARIOS
Origin of altruism

En este post quiero comentaros acerca de un ensayo que puede poner “patas arriba” algunos conceptos que hasta ahora teníamos en sociología. Se trata de Origins of Altruism and Cooperation, escrito por el antropólogo Robert W. Sussman y el psiquiatra Robert Cloninger ¿Es el hombre malo por naturaleza? Se empieza a afirmar lo contrario.


El libro trata sobre la evolución y la naturaleza de la cooperación y también del altruismo social en que viven los animales, centrándose especialmente en los primates no humanos y en los seres humanos.
 Si bien la cooperación y el altruismo son a menudo consideradas como formas de atenuar la competencia y la agresión entre los grupos, o están relacionados con la acción de “genes egoístas”, cada vez hay más evidencia de que estos comportamientos son el resultado de los mecanismos biológicos que se han desarrollado por selección natural en especies que viven en grupo. Esta evidencia lleva a la conclusión de que el comportamiento cooperativo y altruista, no sólo se da como consecuencia de la competencia, sino que es la unión  que subyace de la capacidad de los primates y los seres humanos de vivir en grupo.
 Este libro da una visión más optimista de la naturaleza humana, en confrontación con el punto de vista convencional en el que se afirma que los seres humanos somos de forma natural y básicamente, agresivos y guerreros.
Además de la competencia y la agresividad son reconocidos también como una parte importante del repertorio conductual de primates no humanos y humanos, la cooperación y el altruismo, y hay evidencias en este sentido para afirmar que estos dos valores son el patrón de comportamiento saludable.
Sin embargo, ha sido difícil explicar los orígenes y la evolución del comportamiento altruista. Recientemente, los científicos han encontrado datos sobre el comportamiento cooperativo en muchas especies animales, así como en las sociedades humanas, que no se ajustan a los modelos evolutivos basados únicamente en la competencia y en la transmisión de los genes egoístas.
En este ensayo, los recientes debates sobre la naturaleza y el origen de los comportamientos cooperativos son revisados. La hipótesis de que el comportamiento cooperativo desinteresado se ha desarrollado en los animales que viven en grupos sociales se aborda desde otro punto de vista. Muchos de los mecanismos que los primates y los humanos han desarrollado para la protección contra los depredadores, incluyendo la cooperación y la sociabilidad son también explorados.
 Los animales sociales, incluidos los primates y los seres humanos, no están obligados a vivir socialmente, pero lo hacen porque les beneficia de muchas maneras. A través de la selección natural, los primates y los humanos han desarrollado las áreas del cerebro que responden al placer y la satisfacción de cooperar y encontrar amistad, aun cuando la cooperación implica un sacrificio personal.
Lo normal para la mayoría de los primates y para el ser humano es ser social. El egoísmo y la agresividad son sólo respuestas de adaptación que se encuentran bien regulados en personas maduras y sanas. La gente se vuelve antisocial como resultado de un desarrollo defectuoso o incompleto de su potencial natural para la cooperación y el altruismo.
La  interacción social positiva está muy relacionada con el bienestar, tanto en primates como en los seres humanos.

BLOGERO COMERCIAL DESDE 2010 – Si quieres un Post patrocinado, un Banner o cualquier otra presencia publicitaria en este blog Puedes contactar conmigo en johnnyzuri@hotmail.com

BLOGERO COMERCIAL DESDE 2010 - Si quieres un Post patrocinado, un Banner o cualquier otra presencia publicitaria en este blog Puedes contactar conmigo en johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario