Las sentencias falladas en contra de los ERE son muchas más que las que los apoyan, según los Abogados laboralistas. Hay, de momento, cuatro sentencias favorables frente a nueve en contra. Esto pone de manifiesto que la actual reforma laboral se ha hecho sin tener muy en cuenta la operatividad de las empresas, por no decir la justicia con los trabajadores. Estamos ante un ordenamiento jurídico que quizás beneficie a los abogados, pero de ninguna forma a las empresas y trabajadores.  
En este sentido se manifestaban los abogados laboralistas más prestigiosos del país en unas jornadas de la asociación Aedipe. Según las conclusiones obtenidas en el evento las empresas que hasta ahora han planteado un ERE y sus abogados se encuentran con dos problemas de gran envergadura: por un lado la inseguridad jurídica debido a defectos formales, y por otro la mala fe de la empresa en la negociación. 
Otro problema de gran calibre es que no está suficientemente claro si los jueces han de juzgar o no en el sentido de la proporcionalidad de los despidos. Si bien la ley precisa que los jueces no han de valorar esta proporcionalidad, ya en la práctica no está nada claro. De momento todo son lagunas y dificultades para aplicar una ley, que parece haberse hecho de espaldas al sentido común, y al derecho práctico.

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!