SEO5Aunque en los últimos tiempos Google parece querer acabar con el SEO, este no ha muerto, ni mucho menos. Las Webs muy grandes basan su crecimiento de tráfico en un buen posicionamiento y este hasta ahora solo se consigue con una buena estrategia de SEO.

Cuando una marca cualquiera sale mucho en TV u otros medios publicitarios, esto es reflejado en los buscadores pues la gente las busca más. Eso es una parte importante del SEO y tiene sus resultados prácticos en el posicionamiento de la Web de la marca.

SEO4En las Webs de marcas pequeñas el tráfico viene dado por la combinación de búsquedas diversas, lo que en SEO se viene a denominar ´long tail´. Estas combinaciones de búsquedas no incluyen habitualmente el nombre de la marca pues esta no es conocida. El SEO de estas páginas ha de ir dirigido a búsquedas más genéricas y también más localizadas geográficamente.

Uno de los mayores problemas con que se encuentran los SEO de cualquier marca a la hora de posicionar lo mejor posible a las webs de sus clientes es la gran competencia que existe en casi cualquier sector. Para ser competitivo y ver buenos resultados hay que tener en cuenta, en principio, que según el sector y las palabras a posicionar la web puede tardar entre tres meses mínimo a más de un año.

SEO3Google quiere dar máxima relevancia a webs con contenido interesante con independencia de si están hechas por profesionales o no. Hasta ahora Google considera relevante un sitio en función de si es muy enlazado por otras webs importantes y de la misma temática. Así comenzó el SEO, pero hoy día es mucho más que eso.

Hoy en día se hace imposible que una empresa sobreviva con su web y tenga visitas en número de forma importante si no se hace un buen trabajo de SEO. Por ello podemos concluir que el SEO no ha muerto, es verdad que cada vez hay que hacer un trabajo “más fino” para lograr un buen posicionamiento, y que sobre todo, el contenido es el rey, pero todos, grandes y pequeños, si tenemos una web hemos de saber algo de SEO. O dicho de otra forma: “El SEO no muere, solo se transforma”.