Cómo hacer una fiesta sorpresa

in VARIOS by
Créditos: Earl53

Siempre existe un motivo lo suficientemente bueno como para pensar en organizar una fiesta sorpresa.
Puede tratarse de un cumpleaños, de un aniversario o de la celebración de un evento especial, como por ejemplo, finalización de estudios o haber conseguido un trabajo en el lugar soñado.
Las fiestas sorpresa son una forma de celebrar originalmente una fecha especial. Si quieres saber cómo hacer una fiesta sorpresa para alguien que consideres importante en tu vida, sigue los pasos descritos a continuación.

1.- Piensa en el motivo de la fiesta
No es lo mismo hacer una fiesta de cumpleaños sorpresa que una para celebrar que alguien ha terminado la carrera universitaria o está a punto de tener un bebé.
Del motivo de la fiesta dependerá el tipo de fiesta que se organizará. El lugar, los invitados, la decoración; todo está relacionado con el motivo o la razón por la que se decide montar la fiesta.
2.- Busca el día adecuado
Ciertamente, una fiesta sorpresa sin gente es todo menos una fiesta. Hay que buscar el día más adecuado para celebrar el evento sorpresa.
Eso significa, por un lado, elegir un día en el que sepas seguro que el protagonista de la fiesta podrá asistir. Y por otro, asegurarte de que todos los integrantes de la fiesta también podrán estar ese día.
3.- Busca ayudantes
Es más efectivo -y menos agotador- encontrar ayudantes o colaboradores. Al pensar en posibles ideas para hacer una fiesta, es más enriquecedor contar con varias cabezas pensando en opciones divertidas.
Además, es importante contar con al menos una persona, para que todos los detalles de la fiesta no dependan únicamente de ti.
4.- Decide el tema de fiesta
Ya tienes clara la razón por la que pretendes hacer la fiesta, ahora te interesa decidir el tipo de fiesta que vas a montar. 
Este punto es realmente importante, puesto que depende del tipo de persona a la que va dirigida la fiesta. 
Nuevamente, tú y tus ayudantes deben pensar a quién hay que darle la sorpresa y cuáles son las cosas que le gustan y que no. (Así evitarás que la sorpresa te la lleves tú, cuando veas la cara de enfado de tu protagonista, por haber elegido mal el tema de la fiesta).
Este es el punto en el que se decide cosas como: el tipo de música, la comida y la bebida. 
También puedes buscar ideas de juegos para hacer en una fiesta, de forma que el ambiente no decaiga hasta el final.
5.- Haz una lista de invitados
Es crucial decidir bien la compañía. Piensa que los invitados a la fiesta no son los que te gustan a ti, sino los que sabes que serán buena compañía para la persona agasajada.
El número es cosa tuya y dependerá del espacio y de los amigos del protagonista.
Créditos: Cohdra
6.- Haz un presupuesto
Hacer una fiesta sorpresa no significa necesariamente asumir todos los gastos de la fiesta.
Es importante hacer un presupuesto de lo que costará la fiesta, así podrás mostrarlo a todos los integrantes de la misma -menos el protagonista, claro- y dividir con ellos los gastos.
7.- Elige el lugar
No necesitas gastar dinero para encontrar el lugar adecuado para la fiesta. Seguramente alguien tiene un hueco en algún sitio donde poder celebrarla.
Busca entre los invitados posibilidades de lugares de celebración.
8.- Decide la estrategia
Esta es la parte más importante: hay que decidir cómo conducir al protagonista hasta su fiesta sorpresa, sin que se dé cuenta de ello.
Hay que poner en marcha la imaginación y poner en común la información de que se dispone, para decidir la forma más adecuada de sorprender al agasajado.
9.- Haz las compras
Por un lado, habrás de comprar todo lo que servirá para decorar el lugar de celebración. Por otro, la comida y la bebida que se decida para la fiesta.
Para decidir este punto hay que tener muy en cuenta el tipo y tema de la fiesta. Así, todo irá acorde con la idea original.
10.- Decora el lugar y monta la fiesta
Dependiendo del lugar elegido, ya verás si puedes decorarlo con antelación o el mismo día de la celebración.
En cualquier caso, tienes que decorar el lugar y montar la fiesta con varias horas de antelación, para que todo esté preparado a tiempo.
11.- Establece un horario
La fiesta sorpresa necesita un horario que todos los invitados deben cumplir. Asegúrate de poner un doble horario: la hora para quedar con los invitados y la hora para que llegue el protagonista y la fiesta dé comienzo.
Deja un margen de al menos 1 hora, entre ambos horarios. No quieres que tus invitados lleguen después del protagonista de la fiesta (o nuevamente, la sorpresa te la llevarás tú).
12.- Conduce al protagonista a la fiesta
Alguien tiene que encargarse de conducir al agasajado al lugar de la celebración. Entre todos -tú y tus ayudantes- habrá que decidirse cómo lograrlo y quién se encargará de “engañarlo” para que la sorpresa sea un éxito.
13.- ¡Sorpresa!
El grito debe ser contundente. Por muchas ideas para hacer una fiesta sorpresa que tengas, de nada servirán si no están todos los invitados preparados para gritar la palabra mágica: ¡sorpresa!
Créditos: Pennywise
Ya te puedes relajar: la sorpresa ha sido un éxito… disfruta de la fiesta, que te lo has ganado.
Más ideas de ocio, internet, informática y cultura en Y Cómo Hacer.

BLOGERO COMERCIAL DESDE 2010 - Si quieres un Post patrocinado, un Banner o cualquier otra presencia publicitaria en este blog Puedes contactar conmigo en johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario