Hoy, 17 de agosto, se cumplirán 75 años desde la muerte del gran escritor español Federico García Lorca, aunque sobre esta fecha nada es seguro.

Lorca fue ejecutado durante la Guerra Civil Española por su afinidad con la ideología izquierdista y por haber sido declarado culpable del delito de homosexualidad. Estas han sido las causas que provocaron la muerte del tan querido escritor o, al menos, es lo que los libros de historia nos han contado siempre.
Sin embargo, Miguel Caballero Pérez, en su libro “Las 13 últimas horas de Federico García Lorca”, señala que el verdadero motivo por el que Lorca fue sentenciado y ejecutado no fue otro que un “ajuste de cuentas”, como tantos otros que se produjeron durante esta guerra entre hermanos.
Según la investigación llevada a cabo por Miguel Caballero, la clave está en el libro “La Casa de Bernarda Alba”, en el que Lorca recrea un drama rural aprovechando a sus personajes para llevar a cabo una especie de venganza literaria. Lorca ni siquiera se molestó en cambiar los nombres reales: la protagonista, Bernarda Alba, es tachada de ser una mujer autoritaria cuando, en realidad, era una persona generosa; a Alejandro Rodríguez le asigna un papel de mujeriego. Como era de esperar, a los Alba “reales” no les gustó en absoluto que se les retratara de semejante manera. La semilla de la revancha estaba plantada y germinaría en su momento.
Cuando Lorca regresó a Granada, una denuncia anónima le llevó a la muerte. Parece que los motivos políticos no fueron, por tanto, los causantes de la ejecución de Lorca, si no que ésta estuvo instigada por las familias Alba y Roldán en un ciego afán de zanjar cuentas por su honor ofendido.
Lorca fue fusilado un día del mes de agosto: unos dicen que en la madrugada del 18 de agosto, otros dicen que fue el día 17. Unos dicen que fue enterrado en el Peñón Colorado, otros que su cuerpo se quedó entre las localidades de Víznar y Alfacar. Lo que sí es seguro es que ese día (el que fuera), a esa hora (la que fuera), España y el mundo perdieron a un gran hombre por una causa torpe y estúpida (fuera la que fuese).

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!